martes, 30 de septiembre de 2008

Bodas de Plata


MENSAJE

Por: Mag. Cláver L. Márquez A.
Director

En estos tiempos en que se habla tanto de la crisis educacional y del rol que les toca cumplir a todos y a cada una de la Instituciones Educativas Estatales y No estatales de nuestro país, sin comprender tal vez, que ésta situación tiene que ser compleja, porque complejos son los problemas que se presentan cada año y en cada gobierno de turno, en todo los aspectos de la vida y en todo los rincones de nuestra patria. En el presente, que el destino humano, por la fuerza axiomática de su contenido tiene que, incontrovertiblemente incidir en el aspecto educativo a cuya solución debemos arribar, no solo los profesores o el Ministerio de Educación, sino además, todas las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, la familia, las APAFAs, la Iglesia, los medios masivos de comunicación y otros, dejando las inculpaciones asumamos todos esta obligación con liderazgo, fe, amor y decisión, para conseguir que nuestras IE de EBR dejen de ser instituciones meramente informativas y se conviertan en instituciones de calidad con verdadera formación educacional, generando cambio, tanto más, si advertimos la complejidad sociológica del momento histórico de riesgo (drogadicción, pandillaje y delincuencia) en que vivimos y viven nuestros niños, adolescentes y jóvenes, y también, porque así lo exige la aceleración del adelanto científico y tecnológico.
Felizmente, asistimos a una época de renovación paradigmática donde los directivos y docentes de las diferentes IE adquieren nuevos conocimientos sobre nuevas formas de gestión institucional y nuevos estilos de gestión del conocimiento que, con el impulso tendiente al desarrollo integral y visión de futuro, plasmen en el espíritu de nuestros alumnos el carácter de cultura de paz, amor a la naturaleza y el patriotismo.
“José del Carmen Marín Arista” cumpliendo con el deber sagrado de “lealtad a sus forjadores”, principio que trata de inculcar a sus estudiantes, rinde asimismo en esta oportunidad y por intermedio de éste primer número del órgano de difusión de la Institución, su tributo espiritual y gratitud imperecedera a sus ex directores, quienes con el estoicismo y con el cerebro pletórico de ideales superiores que se sustentan en la gama schilleriana de valores marcaron la línea a seguir.
Por nuestro voto sincero en aras de una auténtica renovación educacional, y por el homenaje fraterno rendido a nuestros actuales alumnos de los tres niveles, a nuestros ex alumnos, profesores y administrativos de ayer y hoy, y a nuestros padres de familia, creemos cumplir con uno de los postulados formativos de solidaridad humana, no en vano los que trabajan en estas aulas son los artífices de la intelectualidad antes que simples trabajadores en la enseñanza. En 25 años, ellos fueron y son los orientadores de los pasos firmes de la niñez y juventud ávida de aprendizajes significativos.
Al cumplir en el presente año las anheladas “Bodas de Plata”, que significan veinticinco jalones de acción ininterrumpida al servicio de la formación Mariniana, Nuestra IE asume un nuevo giro implementado un nuevo estilo de gestión basado en el Cuadro de Mando Integral o Balanced Scorecard cuya esencia es interiorizar y compartir la visión institucional para luego convertirla en acción, haciendo un vivo juramento de sufragar nuestras mejores energías, para enarbolar con orgullo y dignidad nuestro sagrado bicolor impregnado en la insignia, haciendo que flamee siempre hacia el norte magnético de la calidad, como consecuencia de una mejor orientación a nuestros alumnos en sus aulas y fuera de ellas, propendiendo el culto a la Disciplina, Responsabilidad, Puntualidad y Trabajo en Equipo.
Alcanzar un estadío de ésta naturaleza supone cultivar una cultura de alta confianza entre todos los miembros de la Institución Educativa por ser, una cultura de este tipo la que pone a la organización en excelentes condiciones para adaptarse a nuevos cambios y le permite enfrentar más fácilmente los constantes desafíos que le plantea la sociedad actual.